Booking.com

lunes, 28 de marzo de 2016

Las hormonas que te ayudarán a ganar músculo

Si intentas ganar músculo debes saber que hay muchos factores que pueden fomentar este proceso, al influir sobre diferentes hormonas que resultan imprescindibles para que la hipertrofia tenga lugar.

A continuación te presentamos las hormonas que favorecen la ganancia muscular y cómo incentivar su presencia en el organismo así como su acción para que logremos verdaderos resultados.

Testosterona: la estrella de la ganancia muscular
Es la hormona "masculina" por excelencia y la estrella al momento de buscar la ganancia muscular, es decir, que su presencia en nuestro cuerpo resulta clave para este proceso.
Para que no falte testosterona sino que por el contrario, se encuentre en niveles adecuados que permitan la hipertrofia, es fundamental que nuestra dieta sea suficiente, que no falten calorías a nuestros días.
Una dieta hipocalórica condicionará la producción de testosterona y dificultará el anabolismo, por lo tanto, nada de una alimentación escasa y pobre en energía en estos casos.

Además, es importante que en la alimentación no falten grasas, sobre todo insaturadas, pues una baja ingesta de grasas reduce la producción de testosterona, por lo tanto, incluir pescados grasos, aceites vegetales, frutos secos y semillas fomentará la adecuada proporción de esta hormona que nos ayuda a ganar musculo, junto con otrosalimentos que favorecen su producción.
Por último, un entrenamiento intenso y adecuado también incentiva la producción de testosterona en el organismo y así, nos ayuda a lograr niveles adecuados que favorezcan la ganancia muscular.
Hormona de crecimiento: indispensable para hipertrofiar
Esta hormona es la segunda en importancia si buscamos hipertrofiar para lograr una ganancia de volumen muscular en nuestro cuerpo, por ello, también debemos considerarla si queremos ver resultados.
Para lograr que no falte hormona de crecimiento en nuestro organismo y así, que sea posible ganar músculo, no sólo resulta clave entrenar intensamente, sino también, cuidar mucho nuestro descanso.
Un buen descanso nocturno que modere y disminuya los niveles de cortisol, otra hormona llamada "del estrés", permitirá que existan cantidades apropiadas de hormona de crecimiento. Por ello, es importante dormir entre 7 y 9 horas cada día.

Insulina: hormona comodín
La insulina es una hormona anabólica por excelencia, sin embargo, así como puede ayudarnos a crear músculo, también puede favorecer la ganancia de grasa, por eso, la llamamos hormona comodín.
Sus niveles deben ser apropiados para que la construcción de músculos y la llegada de proteínas al mismo tenga lugar, pero a su vez, no puede ser tan elevada que favorezca el almacenamiento de grasas.
Para ello, es importante llevar una dieta fraccionada, consumir una pequeña cantidad de azúcares junto a proteínas post entrenamiento para favorecer el uso de éstas últimas y si bien debe haber un porcentaje superior de calorías en la dieta diaria, éstas no deben ser extremadamente excesivas.
Asimismo, evitaremos el exceso de azúcares y llevaremos una dieta lo más saludable posible, para evitar así la ganancia de grasa y promover la creación de masa muscular.
Por supuesto, todo esto nos lleva a pensar que debemos evitar los malos hábitos de vida y cuidar dieta, entrenamiento y descanso sobre todo para que las hormonas que nos ayudan a ganar músculo encuentren niveles apropiados y así, logremos ver resultados.
Además de todo lo antes dicho, evitar el alcohol y la cafeína en exceso, alejarnos del sobreentrenamiento e incluir una buena cantidad de antioxidantes puede ayudarnos a cuidar los niveles de estas hormonas de gran importancia para hipertrofiar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario