Booking.com

jueves, 21 de abril de 2016

Siete alimentos cientificamente probados que pueden ayudarte a perder peso

Una de las principales cosas que miramos cuando intentamos adelgazar es aquello que comemos, es decir, los alimentos que ingresan en nuestra boca. Y aunque más allá de eso hay otros factores que influyen, hoy te mostramos siete alimentos científicamente probados que pueden ayudarte a perder peso.

Como siempre decimos, ninguno de los alimentos que describimos a continuación tiene efectos milagrosos, por lo que su sola ingesta no te ayudarán a adelgazar, pero si ya llevas un plan para perder peso, su consumo puede darle un empujón al proceso. Tomad nota:

Avena
Tanto la avena en hojuelas como la de preparación instantánea han demostrado en un estudio tener la capacidad de suprimir el apetito tras su consumo e incrementar la saciedad.
De esta manera, la ingesta de avena en reemplazo de otros cereales comerciales, podría ser de ayuda para comer menos sin pasar hambre. De hecho, su capacidad de absorber agua es la que puede brindarnos una sensación de plenitud a nivel digestivo que nos facilita el control de la cantidad que comemos.

Huevos
Aunque durante mucho tiempo se recomendó limitar la ingesta de este alimento en planes de adelgazamiento, se ha comprobado que sus proteínas generan muchasaciedad, ayudando a controlar y reducir la ingesta de alimentos hasta 24 horas después de su consumo.
Además, a nivel interno la ingesta de huevo colabora en la disminución de hormonas que producen hambre, tal como ha sido demostrado, por lo que, facilitan nuestro plan para perder peso al reducir la sensación de hambre.
Yogur
Si bien debemos escoger la versión desnatada y en lo posible, sin azúcares ni sabores agregados, el yogur se ha asociado a menor hambre y más saciedad tras su ingesta.
Por su contenido en proteínas y su textura cremosa que nos invita a consumirlo, éste puede ser un gran recurso cuando buscamos adelgazar comiendo sano y sabroso. Además, el consumo de lácteos se ha vinculado a menor peso corporal en estudios previos.

Legumbres
Se trata de uno de los alimentos que primero se eliminan de la dieta cuando se busca perder peso debido a la falsa creencia de que su consumo engorda, sin embargo, laslegumbres han demostrado brindar gran saciedad tras su ingesta y por ello, pueden ser de gran ayuda para controlar lo que comemos.
Además, pueden ser una alternativa perfecta a cereales refinados, pues si bien contienen hidratos, son también una excelente fuente de fibra y proteínas vegetales queayudan a mantener el hambre a raya.
Frutas y verduras
Es sabido que son alimentos muy sanos y recomendables para incluir en nuestro plan para perder peso, pero además de ello, se ha demostrado que consumir sólo 100 gramos más cada día durante 6 meses puede ocasionar una pérdida de peso moderada en este tiempo.
El gran contenido de agua de estos alimentos así como la fibra y su escaso aporte energético, los vuelve un valioso recurso al momento de cocinar y comer mejor cuando buscamos adelgazar.

Aguacate
Aunque es una de las pocas frutas ricas en grasas, éste alimento es rico en ácidos grasos monoinsaturados que se han vinculado a menos peso corporal, menor riesgo cardíaco y también, a una dieta de mejor calidad nutricional.
Asimismo, en roedores, se ha observado que la ingesta de aguacate mejora la salud y favorece la pérdida de eso o reduce el aumento ponderal en el tiempo.
Además, no podemos olvidar las valiosas vitaminas y antioxidantes de este alimento que pueden mejorar nuestra estética además de ayudarnos a comer mejor y perder peso.
Frutos secos
Su ingesta suele ser muy limitada en planes de adelgazamiento debido a su concentrado aporte calórico, sin embargo, sus proteínas vegetales, su fibra y buenos micronutrientes así como antioxidantes pueden ser de gran ayuda al perder peso.
De hecho, la ingesta de frutos secos se ha vinculado a menor peso corporal así como a mejor salud en general y además, como nos cuentan en Vitónica, los frutos secos ayudan a controlar el apetito y el hambre al brindar saciedad.
Bibliografía consultada | Nutrition Journal 2014, doi:10.1186/1475-2891-13-49; J Am Coll Nutr. 2005 Dec;24(6):510-5.; Nutrition Research, Volume 30, Issue 2 , Pages 96-103, February 2010; Journal of the American Dietetic Association, Volume 106, Issue 4, April 2006, Pages 550–557; 67th Nestlé Nutrition Institute Workshop, Pediatric Program, Marrakech, March 2010; Obesity, Volume 22, Issue 8, pages 1773–1780, August 2014; J. Nutr. September 2008, vol. 138 no. 9 1741S-1745S; Nutrition Research, April 2008Volume 28, Issue 4, Pages 233–238; Nutrition Journa, l201312:1, DOI: 10.1186/1475-2891-12-1; y J. Nutr. July 1, 2002, vol. 132 no. 7 2015-2018 

No hay comentarios:

Publicar un comentario