Booking.com

viernes, 18 de marzo de 2016

Beber más agua, ¿realmente ayuda a adelgazar?

Uno de los consejos recibidos con mayor frecuencia cuando buscamos perder peso es el de beber más agua, sin embargo, aun queda mucha incertidumbre acerca de la efectividad de este recurso, por eso hoy te contamos si realmente ayuda a adelgazar.

Lo que la ciencia dice al respecto
El agua es la bebida más recomendada para su uso habitual cuando buscamos adelgazar, pues no aporta caloría alguna ni tampoco es fuente de nutrientes que puedan desequilibrar la dieta. Sin embargo, su mayor consumo ¿ayuda a perder peso?

Un estudio evaluó el efecto de beber 500 ml de agua antes de cada comida cuando se llevaba una dieta baja en calorías y comprobó que ésta medida acentúa la pérdida de peso en comparación con la dieta hipocalórica sin el consumo previo a las comidas de agua.
Ésta medida también demostró efectos en quienes no llevaban una dieta baja en calorías, pues tras 12 semanas bebiendo medio litro de agua 30 minutos antes de las comidas, se observó una moderada pérdida de peso que no se encontró en el grupo control del estudio.
Este efecto de la ingesta de agua previo a las comidas principales puede deberse a la distensión abdominal que produce su consumo que permite lograr una reducción en la ingesta energética posterior. O bien, el beber agua calma la sed y evita que ésta sensación se confunda con hambre, evitando así un sobreconsumo a causa de ello.

Por otro lado, el solo hecho de reemplazar bebidas con calorías por agua puede ser de ayuda para adelgazar, tal como se ha concluido en una investigación, por lo que, si bebes refrescos actualmente y los sustituyes por agua, de seguro te beneficiarás perdiendo algunos kilos.
Todos éstos efectos coinciden con los observados en un reciente metaanálisis que aclara que si bien el consumo de agua puede ayudar, no siempre produce resultados, pues consumida en cantidades inferiores a 500 ml o cuando se presenta deshidratación no genera beneficio alguno.
Asimismo, su consumo tiene efecto nulo cuando no reemplaza a bebidas calóricas o cuando se ingiere por parte de personas físicamente activas, aunque sí permite reducir o evitar la ganancia de peso.
Entonces, como podemos ver, el agua sí puede ayudar a perder peso, pero no siempre es de utilidad sino que su efectividad depende de varios factores y por supuesto, de nuestro estilo de vida, pues nada es milagroso y la ingesta de agua por sí sola no generará grandes cambios en nuestro cuerpo.

¿Cuánta agua consumir para adelgazar?
Hace poco tiempo atrás os hablábamos de si realmente es necesario beber ocho vasos de agua al día, pues las necesidades varían de una persona a otra y en el total de agua diaria que deberíamos ingerir también se debe considerar las infusiones y el agua de los alimentos sólidos.
Lo que sí podemos afirmar según lo que la ciencia ha observado es que se requiere un mínimo de 500 ml de agua cuando se utiliza para beber antes de las comidas.
Por otro lado, un excesivo consumo de agua puede ser muy peligroso para el organismo, pues entre sus consecuencias se encuentra la hiponatremia que resulta fatal para el cuerpo humano.
Además, la conducta obsesiva de beber agua para adelgazar puede transformarse en un trastorno de la conducta alimentaria conocido como potomanía, que en nada beneficia al organismo.
Por ello, nuestra recomendación si quieres perder peso es que utilices como bebida habitual el agua, y que sustituyas todas las bebidas calóricas por su consumo, intentando ingerir antes de las comidas unos 500 ml de la misma que acompañarán adecuadamente una dieta hipocalórica y tu entrenamiento regular.
Sin embargo, no te pases con el agua, sino que intenta beber acorde a las señales que tu cuerpo envía, incrementando su consumo en climas cálidos y cuando se entrena intensamente.
Bibliografía consultada | Obesity, Volume 18, Issue 2, pages 300–307, February 2010; Obesity, Volume 23, Issue 9, pages 1785–1791, September 2015; Am J Clin Nutr March 2012 vol. 95 no. 3 555-563 y Open Access, Nutrients 2016, 8(1), 19; doi:10.3390/nu8010019 y Anales Sis San Navarra v.32 n.1 Pamplona ene.-abr. 2009 

No hay comentarios:

Publicar un comentario